‘Tortugas Ninja: Caos Mutante’: La edad dorada del cine de animación

Las hermanas mutantes llevan dando guerra desde 1984 con su primera aparición en un cómic, aunque fue en 1987 cuando dieron el salto a la pequeña pantalla en una serie de diez temporadas y tardaron bien poco en hacerse mundialmente conocidas. De todas las series y más de una decena de películas que se han hecho sobre estas tortugas, ya sea en animación o live-action, sus aspectos han sido realmente diferentes, pero se ha sabido mantener la historia y el tono original. 

Tras su reciente estreno en Estados Unidos, llega por fin a España el próximo 25 de agosto con una buena dosis de humor, acción y una pizza bajo el brazo.

Un nuevo ‘cowabunga

A lo largo de la historia, la animación en el cine ha ido variando adaptándose a los nuevos gustos, tratando de mejorar la competencia e innovando, por lo que es habitual esa inmediata evolución que consigue resultados a veces mejorables y a veces increíbles. En los últimos años, y fijando 2018 como punto de partida, las películas animadas han ido perfeccionando una técnica que parecía establecida por ‘Spider-Man: un nuevo universo’ -estrenada ese mismo año- con sus escenas que simulaban las acciones de los propios cómics. ‘El Gato con Botas: El último deseo’, ‘Entergalactic’ o ‘Los Mitchell contra las máquinas’ se unieron a esa tendencia de crear este tipo de diseños, pero haciéndolos suyos aportando ideas nuevas y características que solo ellos pudieran utilizar dejando poco lugar a la innovación en futuras películas.

Pero ‘Tortugas Ninja: caos mutante’ nos asegura que aún quedaba hueco para la originalidad con una cinta diseñada a base de trazos de pincel y garabatos de colores que se mezclan para crear escenas dignas de ser estudiadas. Da la sensacion de que la película ha sido dibujada cuidadosamente con la intención de hacer arte en cualquiera de sus fotogramas. Es indudable que la película renueva el diseño de las tortugas, pero sin jugársela demasiado como en ‘El ascenso de las Tortugas Ninja’ de 2022, ya que aquí el dibujo es más sencillo y simpatiza más con el público.

Pero, ¿es la animación lo único que merece la pena? No. Es cierto que estamos algo cansados de que nos cuenten siempre de una manera u otra la misma historia de las Tortugas Ninja, sin embargo, en esta versión producida por Seth Rogen, se tarda muy poco en contarnos un origen que justifica tanto el tratamiento como el propósito de la película. Acción, saltos por las calles de Manhattan, caras conocidas y mucha pizza no podían faltar para completar así una obra hecha con cariño y respeto que va a ser una referencia para futuros estrenos y va a envejecer muy bien con el paso del tiempo.