‘Sangre en los labios’: Sangre, sudor y seducción

Vista ‘Sangre en los labios’ (‘Love Lies Bleeding’) solo puedo decir que me ha dejado sin palabras.

Es una película que te atrapa desde el primer minuto y no te deja ir hasta el final. Una experiencia cinematográfica visceral, desafiante y completamente única que te hará sentir, pensar y vibrar. Hacía mucho tiempo que no salía de la sala de un cine pensando en qué locura acababa de ver.

Kristen Stewart se reinventa por completo. Olvídate de Bella Swan, aquella joven enamorada de un vampiro en la famosa saga ‘Crepúsculo’. En esta cinta, Stewart interpreta a Lou, un personaje complejo y lleno de contradicciones. Una mujer dura, vulnerable, apasionada y peligrosa. Su mirada, siempre una de sus armas más poderosas, aquí se transforma en un espejo que refleja la locura y la oscuridad que habitan en su interior.

Por fin, he podido ver a Kristen Stewart brillar sin el lastre de ‘Crepúsculo’ a excepción de la fenomenal ‘Spencer’. Su actuación en esta película es magistral. Te hace olvidar por completo que es la actriz de la saga adolescente y te sumerge en la compleja y torturada mente de Lou.

No solo la actuación de Stewart es memorable. El guion es una obra de arte en sí misma. Es inteligente, lleno de giros inesperados, diálogos memorables y escenas que te dejarán sin aliento. La directora, Rose Glass, sabe cómo mantener la tensión en todo momento y te lleva por un viaje trepidante a través de un mundo oscuro y fascinante.

Además del guion y la actuación, algo que destaca por encima de todo es su apartado visual. La película está llena de planos locos e ingeniosos. La fotografía juega con la luz, la sombra y los colores para crear una atmósfera única que te sumerge en la historia.

‘Sangre en los labios’ no se parece a ninguna otra película que hayas visto, al menos, últimamente. Es una mezcla de thriller, romance, drama y cine de culto. Es como si coges ‘Drive’ ‘Cisne negro’ y ‘Requiem por un sueño’ lo mezclas, y te sale esta película. Te hará sentir incómodo, te provocará y te meterá en su juego visual desde el primer momento. Créeme, te va a sacar de tu zona de confort, pero si te dejas llevar, te irás habiendo visto una de las candidatas a películas más locas de 2024.

Es una experiencia cinematográfica que te atrapará y no te dejará indiferente. ¡No te la pierdas!