‘Hit Man’: Yo también quiero ser un hit man

Si bien es conocido por su romántica trilogía del “Antes” (‘Before Sunrise’, ‘Before Sunset’ y ‘Before Midnight’) Linklater ya ha demostrado un desparpajo asombroso para la comedia con estrenos como ‘Dazed and confused’ o la mítica ‘School of rock’, por lo que en realidad este nuevo acercamiento al género no nos debería coger demasiado desprevenidos.

En ‘Hit Man’, Linklater propone una mezcla de géneros en lo que supone un retrato de la sociedad actual, en la que los bulos y las fake news corren como la pólvora. Acostumbrados a pensar en los sicarios y asesinos a sueldo, el director sostiene que, en realidad, son solo un constructo social creado por las películas y series del Hollywood más clásico que, poco a poco, han ido generando una especie de histeria colectiva alrededor de una figura inexistente.

Tras una fachada de película sencilla, ‘Hit Man’ esconde una profunda reflexión, no solo sobre la maleabilidad de las audiencias en este mundo digital, en el que creerse una mentira es más sencillo que descubrir su falsedad, sino que, además, Linklater propone un juego en el que el protagonista se disfraza para vivir las vidas que él mismo querría tener.

Glen Powell interpreta a Gary Johnson, un profesor de filosofía que, gracias a sus dotes tecnológicos, colabora con la policía como sonidista en encuentros entre agentes encubiertos y potenciales clientes de asesinos a sueldo. Un buen día, el cuerpo policial requiere que su personaje encarne el rol de agente encubierto, por lo que deberá cambiar su fachada de persona vulnerable por la de un sicario despiadado, inteligente y calculador. Es ahí cuando Gary comienza su cambio.

Al tener un tono en cierto modo amable con el espectador, ‘Hit Man’ se convierte en una poderosa arma de entretenimiento que te tiene con los ojos pegados a la pantalla. Powell y, sobre todo, Adria Arjona, están absolutamente magnéticos mientras que la puesta en escena de Linklater (sencilla, que no simple) los encuadra resaltando sus principales características.

En líneas generales, ‘Hit Man’ no pasará a la historia como la película más existencialista y reflexiva del mundo, pero la realidad es que marcará el año como una de las mejores comedias que se van a estrenar en 2024. No nos vamos a engañar, ‘Hit Man mola’, y mola mucho.