Lupita Nyong’o as “Samira” and Joseph Quinn as “Eric” in A Quiet Place: Day One from Paramount Pictures.

‘Un lugar tranquilo: Día 1’: la lucha contra el monstruo interior

‘Un lugar tranquilo’ se ha convertido ya en el título de una poderosa saga que comenzó su camino en 2018 y siguió su historia dos años más tarde bajo las direcciones de John Krasinski. Las primera estaba protagonizada por el propio John y Emily Blunt y la segunda contó con la participación del (por fin) ganador del Oscar a Mejor Actor del 2024, Cillian Murphy.

Tras el éxito cosechado en las primeras entregas, ‘Un lugar tranquilo: Día 1’ es el inicio del fin. La película, esta vez dirigida por Michael Sarnoski, nos presenta a Samira, quien trata de sobrevivir a una invasión alienígena con oídos ultrasónicos. 

La película está protagonizada por Lupita Nyong’o y Joseph Quinn, un gran tándem cuya química sobrepasa la pantalla para mantenernos en tensión en los momentos más decisivos de la trama y convencernos de la mayor de las seguridades por el hecho de estar juntos.

Esta precuela abandona por completo el entorno rural en el que vivía la familia Abbott y se sitúa en pleno centro de la ciudad de Nueva York. 

No es una historia de orígenes aunque se trate del día en el que empezó todo. A través de unas breves imágenes que dan el pistoletazo de salida a la masacre alienígena, descubrimos que la humanidad va más allá del silencio y los gritos deben ser la última vía de escape. 

Es una cinta tranquila, tal y como reza su título, que coge más fuerza a partir del segundo acto y se hace grande en el último, donde conviven con escenas emotivas y sobrecogedoras. 

‘Un lugar tranquilo: Día 1’ no trata de cómo convivir con las criaturas ni de buscar el porqué o una cura, sino de sobrevivir y huir. Una búsqueda de supervivencia extrema donde lo desconocido se intensifica para abrir paso a la mínima señal de esperanza.

Las primeras películas de la saga se desvinculaban por completo de este concepto de invasión que encontramos en ‘Guerra Mundial Z’ o ‘The Last of Us’ por el simple hecho de que los personajes de John Krasinski convivían desde el principio con estas amenazas.

Este paseo por sus orígenes, aunque no se busque una explicación como tal, sigue narrando esos primeros días de incertidumbre donde nadie sabe lo que ocurre, pero lo que le diferencia de aquellos títulos similares es la manera heroica en que la protagonista saca fuerzas de flaqueza para ayudar a quien se convierte en su aliado y para luchar con su monstruo interior.