Garfield (voiced by Chris Pratt) in THE GARFIELD MOVIE.

‘Garfield, la película’: Segura-mente la más infantil

Este viernes llega a las salas de todo el mundo la nueva reimaginación del universo de Garfield, el gato glotón que todos, al menos en algún momento de nuestra vida, hemos adorado. ¿Quién no ha tenido gula de lasaña viendo una de sus películas? O, ¿a quién no le ha apetecido imaginar que su mascota habla nuestro idioma mirando a una cámara inexistente? Esta vez, Garfield regresa a la gran pantalla en un formato puramente animado y en una aventura completamente nueva.

En ‘Garfield’ conoceremos el pasado de Garfield, cómo conoció a Jon y de dónde proviene su familia. Sin entrar mucho en detalles, diré que toda esta historia complementa a la perfección a la historia principal y sirve al espectador como un buen hilo conductor de la narrativa mientras mientras que consigue que nuestro protagonista se convierta en aún más icónico.

La trama principal, digna de una buena película infantil, recorre las aventuras de Garfield y Odie junto a Vic, padre del gato naranja, infiltrándose en una especie de macrofactoría lechera. Todo ello para saldar una deuda con una especie de supervillana llamada Jinx.

Vic, por su parte, se convierte en el personaje más atractivo de la película, siendo el único que pone un poco de intriga a la misma con una ambigüedad sobre su naturaleza que eleva la trama en los momentos en los que parece decaer.

‘Garfield’ trata de entretener y formar una narrativa lo suficientemente espectacular como para asombrar a los más pequeños y, pese a que no termine de funcionar en mi mente, supongo que se ajusta adecuadamente el público al que se dirige. 

Es una historia infantil, pero no infantil de que no sea importante, sino de que puede ayudar muchísimo a la enseñanza en valores. Con chistes divertidos y personajes a los que es fácil cogerle cariño, Garfield construye un camino entrañable.