‘Ellas Hablan’: Un elegante debate a modo de discurso pedagógico

Las elecciones

‘Women Talking’, es una drama estadounidense que, más allá de un simple hecho o país, representa un suceso ,un sentimiento, un hecho atemporal que, por desgracia, le ocurre al género femenino.

Es un film basado en la novela homónima de la escritora Miriam Toews. Se tata de una película escrita y dirigida por Sarah Polley -‘Lejos de Ella’ (2006) o ‘Stories We Tell’ (2012)-, quien también destaca por ser una actriz de rostro conocido. Dentro de su amplia filmografía, debemos resaltar una obra que nos toca de cerca, ‘Mi Vida Sin Mí’ (2003) dirigida por nuestra reconocida Isabel Coixet.

Y, con una producción digna de mención, encontramos a Brad Pitt y Frances McDormand, esta última se reserva un par de breves apariciones en dicha película con un papel importante en la cuestión argumental, presentando el porcentaje de realidad de negación ante los hechos.

Primera opción: Quedarse

‘Ellas Hablan’ cuenta también con un reparto entre el que encontramos algunas caras conocidas como: Rooney Mara, Claire Foy, Frances McDormand, Judith Ivey o Sheila McCarthy.

Pero entorno al elenco debemos resaltar una de las cuestiones que suponen un factor de importancia en relación al título, ya que se construye una película en la que la ausencia varonil es característica, pero cuya única representación se encuentra en un aliado masculino en aprendizaje continuo que busca la deconstrucción y nueva construcción de una masculinidad participativa, sensible y que sabe morigerar, interpretado a la perfección por Ben Whishaw.

Observamos en conjunto una obra cinematográfica que, a través de un ojo y una estética austera con uso potencial y acertado de las elipsis y las reminiscencias, nos vislumbran en un mismo escenario, y con latentes fueras de campo, un argumento que con solo la actuación de presencia femenina y la voz de las actrices logra enfocar el peso y la importancia de la historia contada.

Segunda opción: Luchar

El nacimiento de esta obra cinematográfica viene de una cadena universal y atemporal, la cadena de la inspiración. ‘Ellas Hablan’ es una película que se inspira en un libro, el cual a su vez se inspira en hechos reales ocurrido en Bolivia entre el 2005-2009. Esta cadena de inspiración cumple la realidad que todos conocemos al decir que «caminamos a hombros de gigantes«. Sin ocultarse, la película nos muestra sus tintes teatrales de carácter expositor con corrientes y debates feministas entre las distintas generaciones presentadas.

La historia que se nos cuenta inicia un claro debate histórico y actual en el que un grupo de mujeres en una colonia religiosa aislada luchan por cambiar una situación que las rodea. Son víctimas de serie de agresiones sexuales respaldadas en la ignorancia de su saber hasta que llegan a un momento en el que se cuestionan esos sucesos y los exponen a votación para actuar frente a ellos. Al cuestionarse los hechos la película, construyen un debate atemporal de experiencias, enfados, incomprensión y reflexión hablado en común, cuyo fin es actuar ante lo que ocurre.

Tercera opción: Irse

La muestra sutil de flashes que presentan la problemática, teñidos de un rojo elegante, sin presencia violenta pero con una violencia latente, es lo que caracteriza y enmarca la película.

A cada escena percibimos un film donde todo se dice con sentido y donde los silencios hablan del mismo modo que las voces. Encontramos una película contada en un formato de tesis, en el que cada personaje es representativo de una idea o cuestión referente a la temática conjunta. Y donde la votación, el juicio de valores, los alegatos y las actas, presentan un ámbito político utópico pero representativo de una realidad silenciosa.

‘Ellas Hablan’ es, sin duda, una obra audiovisual que permite una voz a gritos de pedagogía feminista que resalta con intensidad lo que se necesita saber ante las situaciones presentadas, sin dureza, pero con intensidad en los discurso y con matices visuales que los respaldan.