‘El Piloto’: Un viaje al terreno de acción de Gerard Butler

‘El Piloto’ nos sitúa a finales de año donde Brodie Torrance debe pilotar un avión comercial y llegar a tiempo a casa para estar con su familia. En el vuelo, sufren un accidente que les obligará hacer un aterrizaje forzoso en una isla donde no son bien recibidos.

Un piloto a la altura

El capitán del avión -y de la película en todos sus aspectos narrativos- es Gerard Butler, quien alcanzó la fama gracias a su papel en ‘300’ y defendió su versatilidad en la actuación en una larga filmografía -que incluye comedias románticas- sin olvidarse de sus capacidades en el género de acción en películas que, llegaran lejos o no, las defendió con nota.

Y me veo un poco en la obligación de comenzar la opinión de ‘El Piloto’ hablando sobre él porque es quien supone la verdadera esencia del metraje. A pesar de contar con una larga lista de personajes, no llegan a ser más que relaciones temporales con el protagonista que no salvan sus problemas internos, pero sirven como transición a una interacción consigo mismo para resolverlos y crecer como persona.

Brodie Torrance asume toda la responsabilidad a los contratiempos que se presentan y se siente desde el principio como el héroe del metraje. Pero no un héroe al uso de los que dan palos a los malos y se quitan la camiseta para demostrar lo fuertes que son, sino que utiliza la moral para intervenir y mide sus actos para dejar claro que ya no es la persona tan impulsiva que era.

Turbulencias controladas

Rodada como la típica película de acción de narrativa previsible y llena de casualidades, pero contada de una manera tan detallada que te hace sentir como un pasajero más desde el inicio. Los primeros largos minutos desde el acceso al avión hasta el despegue son idóneos para meternos en situación y conocer un poco al personaje de Butler, sin llegar a profundizar, pero consiguiendo que empaticemos con él.

Una película que no se centra en el resto de personajes, a los que no procura mostrar evolución, pero bien tratada y hecha para dejarse llevar y ser disfrutada gracias también a la trama, que se recrea en las secuencias más descriptivas haciendo de simple un tiroteo, una brillante escena de acción. Con intriga, escenas explícitas y momentos de máxima tensión.

Un aterrizaje seguro

No estoy muy seguro de la repercusión que tendrá ‘El Piloto’ de cara a unos años, pero sí sé con certeza que puede llegar a ser una referencia al nuevo género de acción donde el héroe es aquel que ejerce de héroe, no el que lo aparenta.