‘Políticamente Incorrectos’: Un amor satírico entre la izquierda y la derecha lleno de tópicos

Arantxa Echevarría se lanza a la piscina con una comedia forzada de un tema de actualidad muy recurrente y estereotipado. El mundo de la política queda retratado en esta historia por medio de personajes exagerados, mezclados con frases y diálogos típicos. Recreando situaciones que, a día de hoy, siguen sucediendo en este gremio de manera constante.

La directora de películas como ‘Carmen y Lola’, ‘Chinas’ y ‘La familia perfecta’ sorprende al espectador en esta película con un humor sencillo y fácil; pecando a veces de recurrir al «chiste» fácil o al comentario fuera de tono que sabemos todos que va a funcionar, pero que a la tercera vez que aparece, puede ser pesado e incluso desagradable.

Las mejores actuaciones quedan recogidas en los personajes secundarios, como es el caso de los papeles que tienen María Hervás y Raúl Cimas, actuaciones que proporcionan la calidad y los toques de humor necesarios, dos aspectos que tienen mucha importancia en el desarrollo de la historia y en el transcurso de la estructura narrativa.

Por otro lado, el argumento cuenta con algunas pinceladas de originalidad, hasta que se convierte en algo repetitivo, al borde de lo absurdo. Los papeles protagonistas quedan tapados por varias sombras de inseguridad de la mano de Adriana Torrebejano y Juanlu González.

Para finalizar, el sentimiento que proporciona la película es la de ser una feel good movie, término que se aplica a las películas con un final feliz en las que el espectador conoce en todo momento la dinámica de la película sabiendo como va a empezar y a terminar.