‘Llegó a mí’: La inspiración artística sumergida en la desesperación de un matrimonio

Rebecca Miller relata y escribe una historia con un romanticismo muy típico que ya hemos visto otras veces en la gran pantalla. La historia inicial sí que resulta una idea original e interesante ya que la trama de la película trata sobre Steven Lauddem (Peter Dinklage), un compositor de ópera muy laureado, pero que no está atravesando por su mejor momento debido a una crisis de creatividad mezclada con unos severos problemas de autoestima.

Gracias a la ayuda de su terapeuta y pareja, Patricia Lauddem, un personaje interpretado de una manera magistral y espectacular por Anne Hathaway y que se convierte en el principal pilar y sustento de esta película; consigue encontrar la inspiración en una situación surrealista y casual a partes iguales.

Todo esto provocado por la «inocente» y lujuriosa Katrina Trento a través de una actuación brillante de Marisa Tomei. No estamos muy acostumbrados a ver a la actriz en estos papeles tan callejeros con carencias sociales y afectivas, pero consigue que empaticemos con ella sin que compartamos sus decisiones morales.

En definitiva, es una película entretenida, pero no va a destacar entre las películas románticas debido a su conjunto idílico que en diversas situaciones resulta un poco empalagoso.