Crítica de ‘La pareja de al lado’

Sam Heughan, el eterno Jamie Fraser de ‘Outlander’, protagoniza ‘La pareja de al lado’, el nuevo thriller dramático sobre los límites del deseo, la doble moral y las consecuencias de ser infiel en un entorno aparentemente idílico como es el de los suburbios. La serie de seis capítulos también está protagonizada por Eleanor Tomlinson (‘Poldark’, ‘The Outlaws’), Alfred Enoch (‘Cómo defender a un asesino’, ‘Fundación’) y Jessica De Gouw (‘Vienna Blood’, ‘Pennyworth’). Aunque, a simple vista, Sam parezca el principal aliciente, su personaje no hace sombra a ninguno de los otros tres personajes que completan el elenco principal. Y no porque su personaje sea malo, todo lo contrario, sino que cada uno cuenta con una historia y un misterio que funcionan por separado y cuando comparten pantalla.

‘La pareja de al lado’ habla sin miedo de la cotidianeidad y de cómo la pérdida de un hijo que se estaba esperando intenta romper esa monotonía, pero lo único que se consigue es oscurecer la realidad buscando alivio en cualquier actividad que proponga un cambio en la rutina. El guion juega el papel más importante de la serie ya que no solo cuenta con unas tramas que cumplan la promesa de enganchar, sino que es respaldado por unos buenos diálogos que acentúan la intensidad de las situaciones. Todo ello lleno de secretos aue se establecen desde el primer capítulo y no da lugar a respiro de cara a los siguientes queriendo aprovechar cada uno de los seis episodios que completan la serie.

A estas alturas deja de ser fácil crear algo que no hayamos visto y si encima contamos con que ‘La pareja de al lado’ está basada en la serie holandesa de dos temporadas que se estrenó en 2014, ‘Nieuwe Buren’, que adapta a su vez la novela de Saskia Noort, el temor a ser comparada y expuesta al ojo crítico es inevitable. Aun así, gracias a la decisión de no meterse en el mundo de las tramas secundarias que no aportan a la principal y de justificar correctamente los personajes y las escenas, termina siendo una buena serie que engancha y gusta.