‘Asedio’: Muchas historias. Una realidad.

La película nos narra dos historias que se entrelazan entre sí, una madre y un hijo inmigrantes, y Dani, una antidisturbios novata.

La película comienza con un accidente traumático que vive Dani, ya que un anciano de un piso que estaban desalojando se tira por la ventana, y continúa en un edificio que tienen que desalojar de gente migrante donde Dani encuentra fajos de billetes que pertenecían a los agentes del cuerpo contrario. Ella los esconde y consigue grabar lo que estaba ocurriendo en la sala. Necesitará la ayuda de la gente del edificio para salir ilesa, y unirán sus historias con la de la madre y el hijo, ya que serán su principal ayuda.

Miguel Ángel Vivas, director de la película, nos la cuenta en su mayoría con primeros planos, planos cortos que nos hacen estar en tensión a lo largo de toda la película, la trama principal ocurre en un solo edificio, lo que hace que tenga un gran mérito, ya que contar una historia así en un espacio no muy grande es algo fascinante.

Natalia de Molina, quien interpreta a Dani con un trabajo digno de ser alabado, nos hace meternos en la historia y que suframos cada segundo de ella gracias al agobio que se siente en las situaciones que simula y nos permite meternos en su piel.

Algo a resaltar de ‘Asedio’ es que las dos protagonistas son mujeres, cuentan la historia de dos mujeres que tienen muchísima fuerza de voluntad y valor para afrontar la vida cara a cara. En el cine de hoy en día faltan figuras así. Figuras que nos hagan replantearnos el que las mujeres podemos ser policías y, a la vez, grandes madres.

En cuanto al mensaje de la película, tratan a los policías como corruptos, e incluso a Dani, ya que va a robar el dinero para quedárselo ella y ayudar a su madre. A la vez, la gente del edificio también es estereotipada, ya que los tratan como marginados a nuestra sociedad, quizás falta trabajar más la historia que tienen detrás los personajes para entender bien por qué quieren el dinero y qué los lleva a eso. Falta que nos introduzcan más a la historia de los personajes porque podemos entender muy vagamente por qué Dani quiere robar el dinero, que se cuenta muy externamente apenas sin darle importancia.

El final de la película es trágico. Te deja pensativo y esperado más. Pero es un final que le da todo el sentido a la historia ya que nos hace ver cómo las dos mujeres fuertes y valiosas luchan juntas para que el niño pueda tener una vida y consiga ser algo.

Es una película que te tiene agarrado al asiento y en tensión y consigue que queramos saber cómo va a salir de ahí. En definitiva, es un thriller maravilloso. Hacen falta más películas reales que nos hagan ver cómo es la vida realmente; es decir, faltan más historias como esta.