‘1899’: Para amantes de lo enrevesado

Si Dark, la serie dirigida por Baran bo Odar y Jantje Friese, nos supuso un quebradero de cabeza por la cantidad de enigmas que propusieron desde el principio y que, sin terminar de resolverse, seguían apareciendo, ‘1899’ no se queda atrás. Es difícil no comparar estas dos producciones, no solo por contar con los mismos creadores, sino por los misterios que la envuelven y por volver a ser presa de los bucles temporales. Y mientras que la temporada 1 de Dark se vio resuelta con una segunda y tercera temporada obligatorias, pero ‘1899’ no ha dejado los cabos sueltos suficientes como para que sea igual de necesaria una continuación. Netlifx y sus cliffhanger

‘1899’ se desarrolla en un barco de vapor que transporta emigrantes de varias nacionalidades a América con la esperanza de vivir un futuro mejor. Pero sus sueños se hunden cuando el trayecto se convierte en la peor de sus pesadillas.

Navega lento y llega lejos

La serie comienza con un ritmo lento y medido para presentarnos a una gran cantidad de personajes de la forma más detallada posible sin llegar a profundizar en sus vidas pasadas y dejarlo para más adelante. El misterio comienza cuando, durante el trayecto, encuentran un barco perteneciente a la misma compañía que había desaparecido unos meses antes. Esto crea un conflicto de intereses personales entre los que quieren continuar con el viaje hasta llegar a la tierra prometida y quien prefiere llevar ese barco de vuelta a Europa. Mientras tanto, van apareciendo nuevos personajes literalmente de la nada y desapareciendo otros en extrañas circunstancias.

Como en cualquier otro producto, el espectador intenta conectar y sentirse identificado con alguno de los personajes, pero se hace extremadamente difícil ya que contamos con muchos de ellos y, aunque están bien definidos argumentalmente, no llegamos a conocerlos a fondo. Pero tiene una justificación completamente razonable y la descubrimos cuando llegamos al final de la obra: son simples personajes que forman parte de una realidad construida por La Creadora para componer un escenario que ha creado para mantener viva la conciencia de su hijo.

‘1899’ es una colección de puzzles que se va armando en los primeros capítulos, se desmonta a mitad de temporada y termina obligándote a rehacerlo de nuevo con piezas que ahora tienen otra forma y ya no encajan donde antes lo hacían.

Multitud de referencias

Los enigmas que esconden los pasajeros del barco nos devuelven a la época en la que ‘Perdidos’ seguía siendo una serie sin sentido para nosotros; el escenario imaginario creado para mantener con vida a uno de los personajes nos recuerda a la desesperación que sufrió Cobb por su esposa en ‘Origen’; y la escena del final parece sacada del universo Star Wars. Aunque esta última no es la única referencia que encontramos de la saga de los Skywalker, ya que los efectos especiales han sido creados por el sistema LED Volume, la misma tecnología utilizada en la serie ‘The Mandalorian’.

Por último, recomiendo ver esta producción con audio original ya que contamos con una amplia variedad de nacionalidades, cada uno hablando en su propio idioma haciendo que la experiencia resulte más inmersiva (aunque también se puede alternar con el maravilloso trabajo que hacen los actores de doblaje una vez más).