‘Five Nights at Freddy ́s’: Un recorrido por el fenómeno de internet que ha llegado a la gran pantalla

Un título conocido y controversial. Quizás te suene mínimamente si naciste un poco antes de los 2000, o directamente, no tengas ni idea de lo que te estoy hablando. ‘Five Nights at Freddy’s’ fue un juego de terror creado en el 2014 por Scott Cawthon, un tipo cuya experiencia previa se basaba en juegos y animaciones católicas. La historia era simple: eres un vigilante de seguridad nocturno y tienes que estar cinco noches (como su nombre indica) dentro de una pizzería (copia descarada de Chuck E. Cheese) vigilando a unos animatrónicos antropomórficos que tratarán de matarte antes de que acabe tu turno. Para sobrevivir, tienes que usar unas enormes puertas metálicas, aunque ojo, también tienes que cuidar la batería o, de lo contrario, no habrá nada que pueda protegerte. Su jugabilidad era simple, pero entretenida, y ese factor fue lo único que le bastó para volverse el entretenimiento principal de los zoomers por aquella época. Los youtubers vieron en ese juego una mina que explotar, y a raíz de los gameplays realizados por algunas caras conocidas, también surgieron canciones, animaciones, juegos alternativos, y demás productos audiovisuales.

Este fenómeno no pasó inadvertido por las productoras hollywoodenses, quienes trataron de convertir lo que fue un pequeño juego indie en un gran blockbuster con el que forrarse de dinero. No obstante, ese proceso no fue tan sencillo. Las diferencias creativas y otros factores externos fueron los que hicieron que la cinta fuera desechada o vendida a otras productoras. Algunos estudios desecharon la idea y otros directamente la usaron, pero con un formato e ideas distintas. Fue aquí donde la infame Willy ́s Wonderland, donde Nicolas Cage se enfrenta a unos peligrosos animatrónicos a base de golpes y escenas sobre exageradas, pero eso es tema para otra crítica

Finalmente sería Blumhouse la que conseguiría adquirir los derechos para llevar a cabo la cinta; una productora conocida por hacer Insidious y otras cintas de terror mediocres. Así es como, junto al mismo creador, se encargaron de llevar la cinta sobre este juego a la gran pantalla.

Antes de nada, aviso que esta crítica va a estar repleta de spoilers. Si aún no has visto la película, puedes dejar de leer o arriesgarte a que te destripe el argumento. Eso queda ya en tus manos.

La película comienza con un guardia de seguridad nocturno que vigila un establecimiento dirigido a niños. Durante el transcurso es perseguido por unas extrañas entidades. Intenta huir, pero al final es atrapado y encerrado en una camilla, donde le intentan implantar una máscara a la fuerza que tiene sierras y agujas en su interior y lo cual, evidentemente, lo mata en el proceso ¿por qué un local dirigido al público infantil tendría semejante maquinaria? Tranquilos, os haréis preguntas como esa en más de una ocasión, pero la película no se molestara en contestarlas. Al menos, la inmensa mayoría de ellas.

Seguimos con un tipo llamado Mike; un guardia de seguridad algo frío e introvertido que toma tranquilizantes y duerme con un póster de Nevada pegado en el techo. También tiene una hermana, la cual parece ignorarlo por completo. Durante el transcurso de su jornada, vemos que tiene un libro, el cual sugiere que cada experiencia personal vivida por nosotros se queda arraigada en el subconsciente y que podemos llegar a rememorar a través de los sueños. Mike acaba siendo despedido después de darle una paliza al padre de un niño justo delante de él por confundirlo con un secuestrador, algo que cobrará sentido más adelante. Acaba reuniéndose con su consejero profesional (que tiene una pinta de malo que no puede con ella) y este nos muestra como a Mike no le gustan mucho los trabajos que tiene porque acaba siendo echado de todos ellos a los pocos días. Al final, el consejero le acaba ofreciendo un puesto como guardia nocturno, el cual inicialmente rechaza, aunque todos sabemos que va a acabar aceptando el trabajo más pronto que tarde.

Más tarde, vemos una chica llamada Max, que es la niñera encargada de cuidar a Abby, quien nuevamente sigue ignorando a su hermano, centrándose en dibujar cosas raras de las cuales su hermano es partícipe, ¿qué tiene esto que ver con la trama en cuestión? Eso, nuevamente, lo averiguaremos más adelante. Por la noche, Mike tiene un sueño extraño, en el que podemos ver cómo de pequeño vio a su hermano ser secuestrado en un bosque, y lo que es utilizado como justificación para que Mike le genere un trauma de por vida a un niño que pasaba una tranquila tarde con su padre en un centro comercial.

El caso es que ahora Mike está siendo extorsionado por su tía Jane y su abogado, que parece estar a segundos de sufrir un infarto. Según se ve, quiere quedarse con la custodia de la niña para cobrar algún tipo de ayuda social ¿por qué Mike no cobra esas ayudas? por lo que se ve, debe de tratarse de mucho dinero, porque su tía parece querer gastarse mucho dinero sólo para demandarle por la custodia. Debido a esto, Mike se ve obligado a tomar el trabajo y su hermana parece querer acompañarlo, aunque acaba quedándose en casa. En ese entonces, se nos explica que el lugar que vigila es una pizzería que quedó abandonada hace mucho tiempo después de que varios niños fueran asesinados en su interior, pero al parecer, el lugar sigue sin ser demolido porque al dueño le interesa seguir perdiendo dinero en luz y electricidad en un local que no le genera ningún tipo de ganancia. Después de varios sustos simples y cosas extrañas, Mike se queda dormido en su trabajo, como buen guardia nocturno que es, y acaba teniendo el mismo sueño de antes, solo que ahora aparecen cinco niños vestidos de forma extraña. Mike intenta hablar con ellos, pero estos acaban huyendo antes de darle alguna respuesta despertando justo cuando acababa su turno. Mike vuelve a su casa,, encontrándose con la niñera, a quien al parecer no le importa cuidar de una niña toda una noche sin sueldo. Bueno, en realidad esto se debe a que está compinchada con su tía Jane, quien al parecer le paga para encontrar trapos sucios sobre él. Al no encontrar nada, su tía decide pagarle a ella y a una banda miles de dólares solo para destrozarle el local y dejar a su sobrino sin trabajo. Parece que las ayudas que puede cobrar si son buenas, pero nuevamente, ¿por qué Mike no las cobra siendo él su tutor legal?

Mike vuelve al trabajo y vuelve a tener el mismo sueño con los mismos niños. La única diferencia es que uno de ellos le hace un corte en el brazo, el cual, por lo visto, también recibe en la realidad. Poco después, acaba conociendo a una policía llamada Vanessa, que patrulla cerca de la zona y se puede permitir perder el tiempo en presentarle a los animatrónicos asesinos, que a simple vista, son aparentemente inofensivos, y a explicar más cosas sobre el restaurante y los asesinatos, diciendo que los cuerpos de los niños que mataron nunca fueron encontrados. La cosa cambia cuando la banda que contrató su tía entra después de que termine la jornada de Mike. En medio de sus destrozos, cobran vida solo para asesinar de forma brutal a cada uno de los matones, incluyendo por supuesto, a la niñera.

Por otro lado, la policía descubre los disturbios y promete no dar parte siempre que Mike le explique por qué decide drogarse a diario. En el proceso, le cuenta un poco su vida, flirtean un poco y le explica cómo intenta recrear el mismo sueño una y otra vez para intentar encontrar cualquier pista, por mínima que sea, para encontrar al asesino de su hermano, aunque muy bien no le ha salido ya que lleva más de 10 años intentándolo sin éxito alguno.

Como la niñera está criando malvas, Mike no consigue contactar con ella, así que le toca llevarse a su hermana pequeña al trabajo. Nuevamente, vuelve a soñar con los niños aunque, esta vez, consigue hablar con ellos. Se va dejando más en claro que representan a los niños asesinados y esta vez intentan realizar un trato con el protagonista; darle lo que sea a cambio de encontrar alguna pista sobre el crimen que acabó con la vida de su hermano. Al despertarse, ve que su hermana no se encuentra con él y, asustado, la empieza a buscar. Se encuentra con ella rodeada de animatrónicos asesinos que, por azar del destino, decidieron ser amigables con ella y con su hermano. En efecto, esas máquinas asesinas de 2 metros de altura pasaron a convertirse en seres inofensivos que se alegran cada vez que su hermana les hace dibujos. Mike aún tiene problemas para asimilarlo, por lo que decide irse antes de tiempo, una decisión lógica. Cuando llega a su casa, nota que los dibujos que hace su hermana parecen estar conectados con esos animatrónicos ¿cómo es esto posible? Ni idea, porque no lo explican en ningún momento de la peli, pero aun sabiendo todo esto, Mike decide volver con su hermana pequeña al restaurante. Entiendo que Mike quiera volver al ver que tiene una forma de resolver el asesinato de su hermano, ¿pero tenías que implicar a tu hermana pequeña en ello?

El caso es que Mike y su hermana vuelven, se encuentran nuevamente con Vanessa, y empiezan a montar un fuerte en una escena completamente innecesaria. La hermana de Mike casi se electrocuta al tocar uno de los animatrónicos, y Mike descubre en el almacén un traje extraño el cual, según Vanessa, es un traje ‘‘Spring Lock’’, un modelo que podía ser llevado por personas, aunque con resortes capaces de aplastarte con facilidad. También descubre que está ahí para tratar de descubrir la identidad del asesino de su hermana, por lo cual, trata de convencerlo para que desistiera. Está más que claro que Vanessa sabe algo más al respecto sobre lo sucedido, pero simplemente evita el tema y se marcha. También le pide a Mike que no lleve a su hermana pequeña, algo que cualquier persona con dos dedos de frente pensaría.

Mike deja a su hermana con su tía para irse al restaurante y provocarse una sobredosis de tranquilizantes. Acaba contactando con los niños de nuevo y estos le ofrecen la posibilidad de quedarse con su hermano en sueños a cambio de su hermana. Mike acepta la oferta inicialmente solo para retractarse poco después, aunque de nada sirve, ya que los animatrónicos acaban hiriéndolo de gravedad en el sueño, y por tanto, en la vida real. Mike despierta en el mismo cacharro que el anterior guardia, aunque a diferencia de él, consigue soltarse. Trata de escapar, pero es herido por el camino, quedando inconsciente en la salida.

Mike acaba por ser rescatado y curado por Vanessa, quien le lleva a una estación abandonada de policía y le explica más sobre el crimen en cuestión. Le revela que el asesino de los cinco niños es también es el asesino de su hermano y que este escondió los cuerpos de estos primeros en el interior de los animatrónicos. Sí, literalmente, el sitio que más llama la atención de todo el restaurante, el que es más interactuado por el público, y aun así, el único lugar de todo el restaurante donde la policía no se le ocurrió mirar. Debido a esto, sus espíritus han poseído el restaurante y, por ende, a los animatrónicos. Aunque sean inocentes, parece que el asesino los corrompe ejerciendo su malvada influencia sobre ellos.

Mientras eso sucede, un animatrónico va a casa de Abby ¿cómo averiguo su dirección? Ni idea. ¿Cómo pudo llegar ahí sin llamar la atención de ningún policía, quienes estaban informados sobre el establecimiento? Tampoco. El animatrónico acaba matando a su tía, y se la acaba llevando de vuelta al restaurante en taxi. Vanessa le revela lo que probablemente le quieran hacer a la niña, así que Mike decide ir al rescate. La policía se ‘‘niega’’ a participar, aunque le presta armas eléctricas a Mike, porque al parecer, unos fantasmas que controlan parcialmente un establecimiento cargado de electricidad son incapaces de resistir las descargas de un táser.

Mike consigue infiltrarse y, después de electrocutar a varios animatrónicos, consigue dar con su hermana. Pero es atacado y la hermana se ve obligada a huir por su cuenta. Ella se esconde mientras Mike acaba lidiando con nada más y con nada menos que con el asesino quien lleva un traje ‘‘Spring Lock’’. Efectivamente, el traje que podía aplastarte con unos resortes. Al parecer, le da fuerza sobrehumana ya que consigue dejar inconsciente a Mike de dos golpes. Poco después, reúne a los animatrónicos, pero su hija aparece en escena, cómo no, apuntándole con un arma. El asesino acaba quitándose la máscara revelando, para sorpresa de nadie, que se trataba del consejero social de Mike, el mismo tipo que asesinó a su hermano fue el que le dio el trabajo en el restaurante, dándole la oportunidad de descubrir su identidad. Su hija también parecía estar ayudándolo, aunque realmente consiguió todo lo contrario. Vanessa le dispara, pero el traje también es a prueba de balas. El asesino acaba apuñalando a su propia hija, aunque en el proceso, la niña acaba haciendo un dibujo, de alguna forma, de él asesinando a los niños que poseían los cuerpos de los animatrónicos. Sí, por que al parecer, a pesar de ser seres conscientes que son capaces de pensar y dialogar con Mike, también son incapaces de identificar a simple vista al mismo asesino que los mato. Total, que los animatronicos lo acorralan, y golpean su traje, aplastandolo con los mismos resortes mortales que poseen, como cabía esperar.

Al final, la hermana de Mike parecía haber dejado de aislarse. Sí, nada como un buen trauma en el que has estado apunto de ser asesinada por unos animatronicos para conseguir abrirse ante los demás. Mike parece estar feliz, aunque no se deja en claro si sigue trabajando siquiera después de lo sucedido. Vanessa está en coma y Mike la visita a diario. Y todos vivieron felices y comieron perdices excepto por el asesino, que sigue agonizando en el traje, y por la tía, a la que nadie pareció importarle su muerte ni siquiera a sus familiares directos.

‘Five Nights at Freddy’s’ es una película decente, pero que podría haber aspirado a algo más. Destaca por sus buenos planos e iluminación y sus efectos especiales, en especial, los utilizados para dar vida a los animatrónicos, en donde se emplean trajes prácticos para dar vida a estas criaturas robóticas. Pero no puedo decir lo mismo del guion y la historia. Tiene un buen inicio, pero su desarrollo acaba colapsando. Intentan llevar a cabo muchas ideas en muy poco tiempo y, como resultado, crea un montón de agujeros argumentales y vacíos de guion que son fácilmente apreciables durante la segunda mitad de la peli, los cuales, podrían haber sido solucionados fácilmente si dejaban algunas ideas atrás o, directamente, alargaban la duración de la peli para explicarlas con más calma. El único personaje con algo de desarrollo es Mike, pero al final acaba por ser desperdiciado. Vanessa funciona solo como un eje para mover la trama, al igual que su tía y su hermana. La función de un antagonista es entorpecer el desarrollo de la trama y el protagonista, pero este directamente lo facilita al enviar al hermano al único lugar donde podría encontrar respuestas y al provocar el mismo su muerte al venir a asesinar a Mike con un traje altamente inestable. Sinceramente, es una película que recomiendo ver si eres fan de la saga o has oído hablar mínimamente de ella. Porque, de lo contrario, quizás no entiendas muchas ideas o referencias que se ven en ellas.