La tercera temporada de ‘Valeria’ llega a Netflix como la más madura de todas

La tercera temporada de la saga de libros de Elisabet Benavent ya está disponible en Netflix y es la más completa de todas.

En esta temporada Valeria conoce a Bruno, un escritor de cierto prestigio que le hace ver que el amor tiene que ser algo mutuo y recíproco, que hay que cuidar a la otra persona y dejar de ser egoísta. Le hace avanzar personalmente y entender ciertas cosas de la vida; Valeria se decidirá sobre si seguir adelante con su “relación” con Víctor o, por el contrario, darle una oportunidad a su nuevo amigo.

Madurez personal y en conjunto

La tercera parte de la exitosa serie de Netflix cuenta cómo Valeria coge por fin las riendas de su vida hasta el punto de incrementar su madurez y evolución en su entorno- incluyendo el ya no tan caótico caos que supone su grupo de amigas. Es una temporada que desprende emociones, vivacidad y donde por fin las cuatro amigas toman decisiones correctas con respecto a sus vidas. A su vez, es una temporada que se permite dejar paso al humor, ocurrencias muy divertidas y más aspectos que hacen que sea una serie amena y que engancha.

El gran trabajo del equipo de Postproducción hace que la serie sea innovadora y la sintamos fresca y novedosa, sacando de la situaciones desastrosas puntos de humor que hacen de esta una serie única y demuestra que no hace falta ser fan de los libros en los que se basa para ser una fiel seguidora de la historia de Valeria.

Los tiros de cámara son en cierta manera estáticos, no hay grandes movimientos de cámara excepto en situaciones que acompañan a poner el mundo de Val patas arriba. Esto hace que estemos presentes en todas las conversaciones y, al no cambiar constantemente el plano ni la visión, enriquece nuestra experiencia como espectadores.

En cuanto al reparto, se ve gran compenetración y química tanto en el grupo de amigas como las respectivas parejas de ellas, esto hace que nos metamos de lleno en sus vidas y nos creamos todo lo que nos cuentan. También ayuda a la narración de Valeria que nos cuenta la historia y realmente consigue que sintamos que se estrecha su relación con el espectador.

En conclusión, es una serie muy entretenida que hace que pases un buen rato y te diviertas, las historias de estas cuatro amigas son un reflejo de los problemas que presenta la vida muchas veces y, sobre todo, nos daremos cuenta de lo que es que te quieran plenamente y bien y de cómo hay veces que debemos luchar por nosotros y por lo que realmente queremos para ser felices.