‘Camino de la Suerte’: El amor no se jubila

«Mejor solo que mal acompañado» dice el famoso proverbio, y para Joaquín (Tito Valverde), quien acaba de perder a su mujer a los sesenta y cinco años, mejor solo.
El viudo de María decide regresar al pueblo dónde ambos nacieron para aislarse y pasar el tiempo, probablemente hasta que le toque reunirse con su mujer. Al comienzo del filme escuchamos al cura decir «La muerte es un nuevo comienzo», y no es ninguna sorpresa para nosotros descubrir que la llegada al pueblo de Joaquín marcará el inicio de una nueva etapa de su vida.


‘Camino de la suerte’ no cuenta un duelo sino una historia de amor en la tercera edad. Joaquín empieza a relacionarse con Rosario, gracias a la insistencia de su amigo Poli, cuya ayuda rechaza en un principio. Ligeramente cómico, levemente dramático, el filme marca una etapa de vida basada en la historia real del abuelo del director Alfonso Fernández. Por su naturalidad y verosimilitud, no es ninguna sorpresa que los acontecimientos sean todos más o menos esperados, pero no estamos enganchados por los giros dramáticos sino por la calidad de la relación que van construyendo los dos protagonistas.


La interpretación de Tito Valverde y María Jesús Sirvent es impecable, encarnando perfectamente la retención, incomodidad y excitación de un amor quinceañero. ¿Quién pensaría que podemos empezar de nuevo cuando todo se ha acabado? Desde luego, ni Joaquín ni Rosario se lo esperaban. Aprovecharon esta oportunidad, está suerte que les ofreció la vida. A pesar de los juicios del pueblo y de sus familias, los tortolitos siguen adelante. Quizás la resolución del conflicto parezca fácil: la hija de Joaquín Lola está razonada por su propia hija, quien ve la nueva relación de su abuelo como algo normal. Gracias a las palabras de la nieta, la pareja acaba viviendo unos largos años juntos, hasta crecer más en la demencia para Joaquín y sordez para Rosario, pero amándose perdidamente.
Una reflexión sobre la soledad y una visión del amor en una etapa de la vida poco investigada y explotada en cine, ‘Camino de la Suerte’ es una película que nos hará sonreír cuando menos nos lo esperamos.