‘Invasión Secreta’ la serie más distinta y necesaria de Marvel

Samuel L. Jackson retoma su papel de Nick Fury en una serie que compensa su poca participación en el UCM y es un lavado de cara para Marvel. ‘Invasión Secreta’ consta de seis episodios y se estrena el primero de ellos el 21 de junio en Disney+.

La serie protagonizada por Nick Fury y Talos es un thriller de espías con un toque oscuro sin rastro de superhéroes ni de humor que la convierte en una apuesta segura. ‘Invasión Secreta’ narra cómo los Skrulls se han infiltrado en la sociedad humana desde los 90 para usurpar identidades de puestos clave y garantizar su victoria final. Ya conocimos a esta especie en ‘Capitana Marvel’ (2019) y era la ocasión perfecta para traerlos de vuelta porque tienen mucho que contar.

El momento perfecto para estrenar una serie así en el UCM

A pesar de que se introducen nuevos personajes, se centra en uno que ya conocíamos, pero a quien no le habían permitido presentarse como era debido: Nick Fury. Y ya era hora. Porque el personaje interpretado por Samuel L. Jackson había hecho acto de presencia en varias películas de Marvel, pero con desarrollo importante en tres de ellas y una escena post-créditos. Y es realmente poco para alguien tan importante como el director de S.H.I.E.L.D. y el verdadero impulsor de la Iniciativa Vengadores.

Marvel había llegado a agotarnos con tantos estrenos que las tramas comenzaban a ser repetitivas, los personajes dejaban mucho que desear y no arriesgaban con contenido diferente. Todo ello para alimentar una saga que ya había anunciado ‘Dinastía Kang’ y ’Secret Wars’ como eventos muy potentes para la saga que dependían de toda esta metralla nueva de superhéroes que llevan presentándonos tras ‘Endgame’ (2019). Parece que Kevin Feige se ha dado cuenta del error y ha decidido separar más los nuevos estrenos para dejar respirar tanto al espectador como a la franquicia. 

La novedad de ‘Invasión Secreta’ es la ausencia de superhéroes, pero el éxito de la serie radica en cambiar de género y centrarse en ser un producto serio que realmente tenga algo que contar. También se divierte jugando con la confusión de si un personaje se trata o no de un Skrull infiltrado -algo que recuerda a las mariposas de ‘El Pacificador’- y permite a los malos ser malos. Porque, aunque suene mal, estábamos cansados de ver cómo siempre ganaban los buenos y muchas veces sin esfuerzo, pero en esta ocasión, el villano presentado en el primer capítulo no avisa ni deja tiempo para frenar una bomba que ocasiona innumerables víctimas. 

No olvida sus raíces

‘Invasión Secreta’ recupera ese tono serio y oscuro que nos cautivó en las dos primeras películas de ‘Thor’ o, incluso, la primera película de ‘Los Vengadores’ (2012) y, que con el tiempo, se sustituyó por algo más informal hasta en momentos donde no era necesario. Además, deja de lado -o al menos por ahora- el multiverso y todo el fanservice que genera para presentarse como una serie de diálogos con una trama importante para la saga y demostrar cómo hacer bien las cosas. Así sí.