‘Culpa Mía’ es una de las mejores adaptaciones que se han hecho de un libro

Uno de los nuevos estrenos de Amazon Prime Video es ‘Culpa Mía’, la adaptación de la primera novela de la trilogía ‘Culpables’ de Mercedes Ron. A sus 17 años, Noah es una chica orgullosa e independiente y se resiste a vivir en una mansión rodeada de lujo. Todo cambia cuando conoce a Nick, su nuevo hermanastro que, tras la imagen de hijo modelo, oculta una vida de peleas, apuestas y carreras ilegales de coches.

Posiblemente uno de los problemas que ocurre al adaptar novelas a la gran pantalla es que simplemente incluyen escenas que suceden en el libro, pero no siguen el hilo conductor adecuado. El público menos fiel a los libros puede que no capte la esencia de la película y que note que le faltan partes ya que suceden los acontecimientos de forma muy rápida y no entran en la psicología de los personajes. Los fans de la trilogía ‘Culpable’ llegarán a notar que ocurren cosas anteriormente no leídas. Sin embargo, hay escenas de acción muy buenas, que aportan gran dinamismo y diversión a la película.

Del libro a la pantalla con éxito

Desde mi perspectiva, cumplió con mi expectativas ya que es sumamente complejo reflejar de manera visual la esencia de los libros y se nota el gran trabajo por parte de la productora, el director y todo el equipo que ha conseguido sacar adelante esta película.

Siempre está la duda de si el reparto va a respetar a los personajes del libro o si cumplen con las expectativas de todos los fans, y creo que el trabajo que han hecho para que sean muy similares tanto físicamente como de personalidad y actuación es increíble.

La ambientación y las localizaciones también ayudan muchísimo a la película y hacen que te metas de lleno en el mundo de los Leister con tiros y movimientos de cámara que se adaptan a la situación, haciéndote partícipe hasta de las escenas de mayor acción.

En conclusión, es una película romántica enfocada para el público joven, pero hecha para ser disfrutada por espectadores de cualquier edad. Los lectores de la trilogía de Mercedes Ron no van a sentirse defraudados con la adaptación que, además se hace corta y deja con ganas de más.