‘Ahsoka’ era lo que Star Wars necesitaba

Dave Filoni me ha devuelto la ilusión por una franquicia que llevaba unos años retroalimentándose del impacto de ‘The Mandalorian’ creando productos similares que recurrían de vuelta a esta serie y terminaban saturando. Sin embargo, el principal atractivo de ‘Ahsoka’ es poder descubrir a fondo a un personaje que ya había hecho su aparición en la serie del mandaloriano y a la que muchos ya conocían de ‘Clone Wars’ y que contaba con una voz más protagonista que muchos otros personajes que han pisado la saga. Por eso, ‘Ahsoka’ es más que un spin-off, es una historia necesaria para entender todo el universo Star Wars y sigo sin entender cómo se ha tardado tanto en hablar sobre ella en un live-action.

‘Ahsoka’ es un ejemplo de hacer bien las cosas y de cómo devolver a un público la ilusión por una saga que nunca ha estado en desuso, pero había sufrido ciertos altibajos que ni un mismísimo Skywalker había logrado salvar. Además, los cameos no son para nada previsibles ni forzados ni olvidables, ya que aportan a la serie el contexto que se merece. Un contexto necesario para la saga que la rescata de tramas repetitivas. Los escenarios están tan bien diseñados como el uso de flashbacks y su relación con la historia, mostrados con un ritmo que aseguran la calidad de lo que estamos viendo y la convierten en una apuesta segura para la franquicia.