‘Guardianes de la Galaxia vol.3’: Gracias, Gunn.

Después de una oleada de series y películas del Universo Cinematográfico de Marvel, llega ‘Guardianes de la Galaxia vol.3’, la tercera de la trilogía y la última dirigida por James Gunn antes de irse a DC definitivamente.

Hay quienes sitúan la tercera entrega de los Guardianes como una de las mejores películas de UCM, pero ¿están en lo cierto o nos hemos acostumbrado tanto a un contenido de tan mala calidad tras el final de la saga con ‘Endgame’ que, a la mínima mejora, creemos que no había nada mejor antes? 

La película se centra en el pasado de Rocket, en la relación entre Quill y Gamora y la unión de todos como el mejor equipo que no ha dejado de ser una familia. Un guion muy sólido con una trama muy madura comparada con las precuelas, donde no cesas las bromas pesadas y absurdas que tanto caracterizan a este carismático grupo. A pesar de ello, salta de la comedia al drama en solo un segundo y nos permite mantener la atención en todo momento, sin alejarnos de lo que nos están contando mientras nos hace pasar un buen rato.

Es muy difícil seguir la estela que dejaron las últimas películas de los Vengadores, por eso la cinta decide centrarse en el grupo galáctico para recuperar su hueco en el espacio y desvincularse de la saga a la que no aporta nada. Y si los dos primeros volúmenes de ‘Guardianes de la Galaxia’ fueron importantes para la saga de los Vengadores con la presentación del villano Thanos y mostrarnos la importancia de las Gemas del Infinito, no vemos ningún rastro del futuro que le espera a la saga de Marvel.

Y si la película se centra solamente en los Guardianes, nosotros también. Porque funciona perfectamente como una película independiente con sello propio, muy consecuente con sus decisiones y con una narrativa que se ha hecho mayor con los años y ha aprendido de la experiencia, aprendiendo de errores del pasado y devolviendo a la galaxia un villano decente. Pero hablando de villanos, Warlock no ha tenido el origen que, a lo mejor, se merecía y se ha limitado presentarse como un joven inexperto y torpe sin ningún tipo de motivación eclipsado de manera descarada por el Alto Evolucionador, uno de los mejores villanos que hemos visto en el Universo Cinematográfico de Marvel. Y gracias a él tenemos la inquietud necesaria para que la historia de esta película se cuente sola y aún así nos sorprenda.

‘Guardianes de la Galaxia vol.3’ es la mejor película de la trilogía y es la despedida perfecta de James Gunn, que ha logrado una de las mejores direcciones que hemos podido disfrutar en el cine de superhéroes mientras nos obligaba a tener el corazón en un puño. Gracias a Gunn he recuperado mi ilusión de ver cine de calidad en una película de Marvel.